Ads 468x60px

miércoles, 9 de febrero de 2011

EL MUSEO MUNICIPAL SE VOLVIÓ A CONVERTIR AYER EN EL ESPACIO ESCÉNICO ELEGIDO PARA UN CONCIERTO DE MÚSICA CLÁSICA

Los contemporáneos Gustav Mahler y Enrique Granados fueron los protagonistas.

Dos jóvenes artistas fueron las encargadas de llevar la música de Mahler y Granados al Museo Municipal, dentro del programa de artistas intérpretes y ejecutantes en ruta. La mezzosoprano Pilar Vázquez, junto a Elisa Rapado al piano, componen un dúo muy jóven, pero a la vez con un gran formación musical. Han trabajado junto a directores como Víctor Pablo o Joseph Pons, además de participar en varios cursos internacionales. Ahora han formado este dúo con el que acercan a estos dos autores al público, y animan al conocimiento de este arte a los más pequeños.

El programa consistía en un concierto-diálogo entre Granados y Mahler (de éste último se conmemora actualmente el centenario de su muerte), y la elección de los autores se debe a cierta analogía entre los compositores, pese a su distancia geográfica. Fueron contemporáneos, y trataban en sus composiciones inspiraciones poéticas en las que compartían bastantes motivos literarios. Así, en el repertorio se pueden comparar por ejemplo, "el majo tímido" de Granados se bromea con el desencuentro de los protagonistas, una historia muy parecida a la que relata Mahler en Trost im Ungluck, en la que dos jóvenes enamorados, el guerrero Húsar y su prometida, juegan a desafiarse el uno al otro, fingiendo un desinterés que en realidad no sienten.

Durante el concierto, las intérpretes hicieron pequeños comentarios para introducir los bloques, explicando sobre todo la parte dedicada a Mahler dada la dificultad del idioma alemán. Ambos autores se inspiraban en la obra de poetas contemporáneos, como fueron Rückert y Periquet, que abordaban diferentes temática sociales, aunque coincidían en temas como el amor y la muerte, núcleo fundamental de este concierto, con diferentes historias en las que la amada espera su soldado que recibe una prematura muerte. Después tan sólo queda el recuerdo del amado, y de los buenos momentos vividos junto a él. Esta capacidad de conmover al auditorio quizá sea la similitud más palpable entre las formas de contar la poesía de Mahler y Granados. Este dúo tiene programados tres conciertos para esta temprana, en la que ya han visitado Palencia, Alcázar de San Juan, y esta misma semana actuarán en Sevilla.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada