Ads 468x60px

sábado, 17 de noviembre de 2012

El Mancha Centro, presente en el XVI Encuentro Internacional de Investigación en Cuidados

Fuente: Comunicación Sanidad y Asuntos Sociales
Enfermeros del Hospital de Alcázar de San Juan mostraron en Cartagena a profesionales procedentes de diferentes continentes los resultados de sus investigaciones. La necesidad de adquirir habilidades comunicativas en la atención de enfermos terminales y de realizar el rasurado quirúrgico un día antes de la intervención, fueron detectados en sus trabajos.

Enfermeros  del hospital alcazareño en Cartagena
El 98,6% de los profesionales de enfermería considera necesario el aprendizaje de habilidades comunicativas para poder ofrecer una atención integral a los pacientes que se encuentran al final de la vida y a sus familiares.

Ésta fue la principal conclusión de uno de los dos estudios presentados por enfermeros del Hospital General ‘La Mancha Centro’ de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha, en el XVI Encuentro Internacional de Investigación en Cuidados celebrado recientemente en Cartagena con la presencia de profesionales procedentes de todos los continentes.

El trabajo ‘Percepción y actitud del profesional en la relación con el paciente terminal y su familia’ fue elaborado por Gema Gallego, María Dolores Delgado, Francisco Javier Jiménez, Javier Pérez y María José Rodríguez, profesionales con experiencia en la materia dado que ya fueron galardonados en los últimos premios de investigación del Colegio de Enfermería de Ciudad Real por otro estudio sobre los cuidados en el paciente moribundo.

Para satisfacer esta necesidad de formación por parte del personal de Enfermería a la hora de atender a los pacientes en la última etapa de su vida, la Dirección de Enfermería del Hospital General ‘La Mancha Centro’, en coordinación con los profesionales de la Unidad de Cuidados Paliativos del área, ha preparado un completo programa formativo sobre esta materia en el que está previsto que participen 500 profesionales, tanto del hospital como de los centros de salud.

Concretamente, el módulo de formación consta de un curso sobre atención integral al final de la vida y tres talleres sobre comunicación con el paciente, reflexoterapia en aspectos emocionales y otro titulado ‘de la vía oral a la vía subcutánea’, este último destinado a los profesionales de los centros de salud. Así mismo, incluye otros tres cursos impartidos por el prestigioso especialista Javier Barbero sobre estrategias de evaluación e intervención en los procesos del duelo, bioética clínica para la intervención con pacientes al final de la vida y acompañamiento espiritual y en los procesos al final de la vida.

Lugar y momento del rasurado quirúrgico

Así mismo, durante el XVI Encuentro Internacional de Investigación en Cuidados, la subdirectora de Enfermería del Hospital Mancha Centro Blanca Fernández-Lasquetty dio a conocer los resultados del ‘Estudio experimental para determinar la eficacia y seguimiento del momento y emplazamiento para el rasurado quirúrgico’, desarrollado en colaboración con las enfermeras del hospital alcazareño Isabel Angulo, Gloria Lorente, Caridad Vela, Socorro Patiño, Paloma Martínez, Ana María Muela y Paz Pavón.

Durante la investigación realizada durante tres años se ha puesto de manifiesto que el rasurado del paciente debe realizarse preferiblemente un día antes de la intervención, como ya se está haciendo en el Hospital Mancha Centro. Del mismo modo, los resultados del estudio, que serán dados a conocer a nivel internacional, apuntan a que es indiferente si el rasurado se realiza en la unidad de hospitalización o en el propio quirófano, puesto que la localización no tiene influencia directa sobre el número de infecciones.

Las conclusiones de los dos estudios presentados en el XVI Encuentro Internacional han tenido y tendrán una implicación directa en la práctica de los de los cuidados de enfermería en el Hospital Mancha Centro. De este modo, se cumple con uno de los principales objetivos de la investigación, que no se queda solo en llevar a cabo los estudios, sino aplicar sus resultados para mejorar la calidad de los cuidados que se ofrecen a los pacientes mediante la actualización de los protocolos y procedimientos, guiados por la mejor evidencia científica disponible. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada