Ads 468x60px

lunes, 13 de septiembre de 2010

ADEPAL SUFRE PERO GANA AL MELILLA EN SU PRESENTACIÓN ANTE LA AFICIÓN.

Adepal se presentaba este fin de semana ante su afición, el equipo que dirige una temporada más Javier Juárez, recibía en un amistoso al Melilla en un partido en el que quedó demostrado una vez más que las cosas no son como empiezan sino como acaban.

Adepal jugaba por primera vez en el Antonio Díaz Miguel desde que se proclamase campeón de liga y lograse el ascenso en mayo. En un amistoso frente al Melilla, equipo de LEB oro como los alcazareños, Javier Juárez se presentaba ante su afición con un equipo que sufre de algunas carencias con respecto al del año pasado, especialmente en la posción de base, eso y la falta de rodaje aun hizo que Adepal empezase el partido perdido y sin rumbo, aunque abría el marcador con un triple de Ward, esos tres puntos iba a ser los únicos que subiesen al marcador local en muchos minutos, llegando a verse un parcial de 3-16 que hacía pensar en lo peor. Los de Juárez lograban reaccionar, pero era tarde ya en este cuarto que acababa 12-30. En el segundo periodo tras unas considerables broncas de Juárez a sus hombres, Adepal lograba frenar la anotación visitante con una fuerte defensa que mantuvo el parcial melillense en 9 tantos, mientras que Adepal aceleraba el ritmo ofensivo y lograba colocarse a ocho tantos de su rival en el descanso con un 31-39.

Tras la pausa, en el tercer cuarto Jay Ward tomaba el mando y Chris Dunn presentaba sus credenciales a la afición alcazareña, así se lograba empatar y plantarse definitivamente, pero Melilla supo aguantar el tipo en este periodo que finalmente terminaba con brevísima ventaja visitante de 50-51. Pero en el cuarto final Adepal supo imponerse definitivamente, reaparecía con fuerza la figura de Wachsmman y brilló también Eloy Almazán, Adepal comenzó a tomar ventajas que fue ampliando poco a poco y finalmente el parido concluía con un 73-65 que permitía a la afición alcazareña irse contenta después de un partido reñido y en el que sufrió de lo lindo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada