Ads 468x60px

viernes, 22 de noviembre de 2013

Más de 9.000 mujeres se someten a pruebas preventivas de cáncer de cérvix en los centros de salud del Mancha Centro

Fuente: Comunicación Sanidad y Asuntos Sociales

La campaña de atención ginecológica a la mujer sana está dirigida a 9.157 mujeres en situación de riesgo, con el fin de prevenir el desarrollo de cáncer de cuello de útero. El protocolo de cribado incorpora una doble citología y la determinación del virus del papiloma humano (VPH) que en caso de ser negativo garantiza que la mujer no desarrollará cáncer de cérvix en los próximos diez años.


La Gerencia de Atención Integrada Mancha Centro de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, desarrolla una campaña de atención ginecológica a la mujer sana con el fin de prevenir enfermedades como el cáncer de cérvix.

La campaña está dirigida, en una primera fase, a una población diana de 9.157 mujeres y se prolongará durante tres años hasta cubrir un objetivo aproximado de 30.000 mujeres del área Mancha Centro.

El protocolo de cribado de cáncer de cuello uterino abarca a todas las mujeres de edades comprendidas entre los 30 y los 65 años. En esta franja de edad se hará una captación activa, de forma que cada médico y enfermero con la colaboración de las matronas llamarán a los pacientes que haya en su cupo asistencial con este perfil para realizarse una citología predictiva de riesgo.

De esta forma se irá descartando la posibilidad de desarrollar cáncer de cérvix en cada una de las pacientes de forma personalizada. No obstante, está previsto ofrecer información y un folleto divulgativo a todas las mujeres cuando acudan a su cita médica en los centros de salud, con el fin de concienciar de la importancia de la detección precoz mediante una simple citología, cuya eficacia diagnóstica garantiza un tratamiento inmediato de lesiones premalignas.

Mejoras en el proceso de cribado
La novedad de la campaña que se presenta este jueves en todos los centros de salud del Área Mancha Centro es que añade una técnica que aporta mayor seguridad en el proceso de screening, introduciendo una doble prueba citológica y la determinación del virus del papiloma humano (VPH).

En caso de que ambas pruebas den resultados negativos se garantiza que la mujer no desarrollará un cáncer de cuello de útero en los próximos diez años.

Anteriormente las mujeres tenían que someterse a dos citologías seguidas con un año de intervalo entre una y otra. Si los resultados eran normales la revisión para una nueva citología de control se programaba a partir de los tres años.

Sin embargo, con el nuevo protocolo si tras la prueba del VPH los resultados son normales y la citología también no será necesario realizar una nueva citología hasta dentro de 5 años y si la mujer es mayor de 65 años no tendrá que someterse nuevamente a las pruebas de cribado si se las ha realizado anteriormente con resultado negativo.

Asimismo, en mujeres menores de 30 años no es necesario realizar cribado, aunque se ofrece la posibilidad de realizar una citología vaginal en caso de haber mantenido relaciones sexuales en los tres años previos.

Importancia de la detección precoz
El principal objetivo de la campaña es acercar la atención ginecológica a la mujer sana con el fin de prevenir graves patologías y en caso de que se detecte cualquier anomalía, derivarla de forma inmediata al hospital de referencia, donde existe una gran colaboración por parte del Servicio de Ginecología del Mancha Centro que garantiza la correcta continuidad asistencial de todo el proceso.

La campaña de prevención facilita a la mujer el acceso a este tipo de pruebas diagnósticas desde los centros de salud, garantizando una asistencia cercana y evitando derivaciones o esperas.

De esta forma, se hará especial hincapié en la captación de mujeres en riesgo de exclusión y que formen parte de la población diana, ya que se ha detectado un descenso en la demanda de pruebas diagnósticas en este colectivo y cuando acuden a consulta ya han desarrollado la patología.


Este programa de captación activa supone, por tanto, una mejora fundamental en la calidad asistencial que se presta a la mujer en toda el área Mancha Centro y un incremento, cada vez mayor, del número de mujeres a las que se les realiza un seguimiento periódico para prevenir enfermedades ginecológicas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada