Ads 468x60px

domingo, 14 de octubre de 2012

El Hospital General ‘La Mancha Centro’ mejora el diagnóstico de los pacientes epilépticos

Fuente: Comunicación Sanidad y Asuntos Sociales
El Servicio de Neurología del Hospital de Alcázar de San Juan refuerza su cartera de servicios mediante la incorporación de vídeo-EEG prolongado y polisomnografía en la Unidad de Epilepsia.

El Hospital General ‘La Mancha Centro’ de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha, ha incorporado nuevo equipamiento que permite mejorar el diagnóstico de los pacientes epilépticos de su área de influencia.

En concreto, la Unidad de Epilepsia del Servicio de Neurología dispone de un vídeo-electroencefalograma (Vídeo-EEG), una prestación de gran utilidad para diagnosticar algunos tipos de epilepsia, crisis refractarias o para discernir crisis epilépticas de pseudocrisis, en las que, además de la electroencefalografía, faltaría información si no se hace simultáneamente el registro en vídeo.

El Servicio de Neurología del Hospital Mancha Centro ha comenzado a realizar monitorización prolongada de pacientes con vídeo-EEG para usuarios tanto del área de influencia del hospital alcazareño, como de otros hospitales cercanos, quienes ya no tienen que desplazarse a otras comunidades autónomas, como Madrid, para ser estudiados.

Las pruebas son valoradas por los facultativos de Neurología y Neurofisiología del centro hospitalario, con el apoyo del equipo de enfermería de Pruebas Especiales Neurología, profesionales que recientemente han adquirido formación especializada sobre vídeo-EEG.

¿Cómo funciona el vídeo-electroencefalograma?
El vídeo-EEG es la prueba complementaria más útil para valorar una epilepsia. Consiste en grabar las crisis habituales del paciente con el registro simultáneo y sincronizado del electroencefalograma y de la imagen en vídeo del movimiento del paciente. De esta manera, al registrar las crisis que sufre el paciente, se pueden analizar las características del movimiento en el vídeo y su origen cerebral registrado en el EEG.

Para ello, el aparato hace una grabación de la actividad neurológica del paciente, que permanece tumbado en una habitación en la que puede dormir a oscuras gracias a la cámara de infrarrojos que dispone. Se le graba en vídeo a través de una cámara que puede ampliar su zoom de forma muy precisa para poder visualizar cualquier pequeño movimiento, tic o gesto que interese al especialista. Las señales registradas durante horas son analizadas automáticamente por el equipamiento, y posteriormente son examinadas exhaustivamente por el especialista de Neurología ó Neurofisiología capacitado en vídeo-EEG, que será el encargado de discernir cada una de las crisis o movimientos, así como su origen.

Polisomnografía para enfermedades neurológicas
El otro nuevo equipamiento disponible en la Unidad de Epilepsia del Hospital Mancha Centro es la polisomnografía para pacientes con patologías neurológicas, que permite hacer estudios de sueño en enfermedades como la epilepsia, narcolepsia y movimientos periódicos del sueño.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada