Ads 468x60px

martes, 29 de octubre de 2013

Juan Sánchez destaca la normalidad y el buen trabajo de los profesionales sanitarios

Fuente: Vicesecretaría de comunicación PP Alcázar
El diputado regional y director médico del hospital Mancha Centro, Juan Sánchez, ha aclarado varias cuestiones en relación a la sanidad, en alusión directa a las informaciones que la plataforma en defensa de la sanidad pública realizó la pasada semana.

Sánchez asegura que "no se ha cerrado ninguna planta y los pacientes con riesgo oncológico se están atendiendo rápidamente". Destacando además que se iba a realizar una inversión de 40.000 euros en dos ecógrafos de alta tecnología para el servicio de ginecología del hospital de Alcázar.

Juan Sánchez, achaca a la plataforma que "está engañando a la gente para crear alarma social, en busca de algún rédito político", porque "no se ha cerrado ninguna planta del hospital", "había 10 camas asignadas que, de forma temporal, están revisando los internistas y, en caso de duda, recurren en interconsulta al cardiólogo. Esto es porque los especialistas están quitando listas de espera de consulta o de pruebas. Cuando termine el plan de choque todo volverá a la normalidad. En cualquier caso, esto no es la primera vez que se hace, ya se hizo hace años y no pasó nada, porque los pacientes están debidamente atendidos, cuidados y controlados".

En cuanto al servicio de ginecología, Sánchez aseguró que "no hay lista de espera en mamografías. Se está tardando una semana en dar cita, máximo 12 días". En lo que respecta al seguimiento ginecológico de la mujer sana, aseguró que era cierto que se hacía desde atención primaria y que, en caso de presentar alguna patología, se derivaba al especialista.

Dicha actuación, en consideración de Juan Sánchez, estaba permitiendo "llevar un mejor control y no saturar ginecología" donde existe una bolsa acumulada importante, que hay que resolver y donde se darán pasos para solucionarlo en los próximos meses.

En último lugar, Sánchez desmintió que la rehabilitación del linfedema se estuviera haciendo en Tomelloso, y afirmó que "se hace en el hospital de Alcázar".

En cuanto a la unidad bucodental, Sánchez dijo que funciona con normalidad, también el quirófano, y que había una buena relación con los profesionales.

Destacó que en los cuatro meses de verano la mortalidad ha descendido en el hospital de Alcázar un 34% por cada 1.000 habitantes y que las tasas medias de mortalidad eran de un 10,5% en planta y un 4,4% en urgencias, lo que significa “que las cosas se están haciendo bien, con un gran esfuerzo por parte de los profesionales y ajustando el gasto".

Como siempre, Sánchez recordó la deuda que en sanidad se encontraron y que ascendía a 5,5 millones de euros sin pagar en la Consejería de Sanidad y 3,5 millones en el Sescam.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada