Ads 468x60px

lunes, 11 de marzo de 2013

Dos profesionales del Mancha Centro se alzan con los premios de investigación del Colegio de Enfermería

Fuente: Comunicación Sanidad y Servicios Sociales
Blanca Fernández-Lasquetty y Josefina Montero recogieron sus galardones en un acto celebrado con motivo del patrón del colectivo, San Juan de Dios, que estuvo presidido por el presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado.

Blanca recogiendo el premio con responsables colegios
Dos de los tres galardones que este año se han otorgado dentro de los XV Premios de Investigación del Colegio de Enfermería de Ciudad Real han vuelto a recaer en profesionales del Hospital General ‘La Mancha Centro’ de Alcázar de San Juan (Ciudad Real). Concretamente, Blanca Fernández-Lasquetty, subdirectora de enfermería del hospital alcazareño; y Josefina Montero, enfermera de la Unidad de Tratamiento Especializado de Tabaquismo en este centro dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM); han sido las profesionales premiadas por la organización colegial.

Acompañadas por el director de Enfermería del Mancha Centro, Apolonio Castillo, ambas recogieron el pasado viernes en Ciudad Real capital sus reconocimientos durante un acto celebrado con motivo del patrón de este colectivo, San Juan de Dios, que estuvo presidido por el presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado.
Los dos trabajos de investigación que han sido reconocidos son de gran utilidad e interés para el resto de trabajadores de la rama de la enfermería. El premiado en la categoría de proyectos de fin de máster, fue el elaborado por Blanca Fernández-Lasquetty sobre ‘El cuidado y la satisfacción de las necesidades de los niños de adopción internacional: experiencia en solitario de los padres’. Parte de la base de que a España, como segundo país del mundo de acogida de niños de adopción internacional, llegan anualmente numerosos pequeños de sus países de origen con problemas físicos, psíquicos y emocionales. La no identificación e intervención precoz sobre sus problemas y la falta de los cuidados necesarios puede afectar a la calidad de vida del niño y a su desarrollo.

Según la directiva del Hospital Mancha Centro, el colectivo de Enfermería, como profesional de la salud, tiene una responsabilidad clara en la detección de esas necesidades especiales de los niños de adopción internacional, no solo de los problemas estrictamente sanitarios, sino desde una visión interdisciplinar que tenga en cuenta otros factores, como los psicológicos o sociales.

Con el objetivo final de crear programas de apoyo a las familias de acogida que cubran todos los aspectos y necesidades de los niños de adopción internacional, la subdirectora de enfermería del Mancha Centro entrevistará a padres de niños de adopción internacional, de entre 0 y 3 años, en el primer año de su llegada a la familia adoptiva. Cualquier familia que esté interesada en participar y contribuir al desarrollo del estudio puede hacerlo poniéndose en contacto con la autora del trabajo en el e-mail blancaadopcion@gmail.com.

Primer premio
El otro trabajo premiado, elaborado por Josefina Montero sobre ‘Factores asociados al abandono del tratamiento en un programa multicompetente de tabaquismo’, se alzó con el primer premio en la categoría de proyectos de investigación originales.

El proyecto surgió ante la percepción de que muchos pacientes interrumpían prematuramente el seguimiento en la Consulta de tabaquismo. Según explica Montero, “queríamos conocer la incidencia y las posibles causas o factores asociados” a la baja adherencia al tratamiento. Descubrieron que la tasa de abandono es del 49,2% y los factores asociados son fundamentalmente de corte psicológico (ansiedad, dificultad para concentrarse, nerviosismo, impaciencia) y, sobre todo, en aspectos relacionados con estados afectivos negativos. Así mismo, también se demostró menor adherencia en pacientes que fuman 23 cigarrillos o más.

Como propuesta para mejorar la adherencia, la enfermera de la Unidad de Tabaquismo del Mancha Centro considera que sería de utilidad elaborar un ‘perfil de riesgo’ de fumador con mayor probabilidad de abandonar el programa, para utilizar estrategias dirigidas a incrementar su motivación y su autoeficacia. Igualmente, propone poner en marcha alternativas que ofrezcan la posibilidad de reforzar la motivación en base a la consecución de logros parciales, como puede ser la reducción del consumo como paso previo a la cesación, que ha demostrado su eficacia en otros programas de atención a fumadores. “Esto permitiría mantenerles más tiempo en nuestro programa y nos daría la posibilidad de intervenir en su motivación”, según las conclusiones del estudio elaborado por Montero.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada