Ads 468x60px

martes, 20 de julio de 2010

EL COLEGIO PÚBLICO NÚMERO OCHO HA INICIADO CURSOS DE INGLÉS


En horario escolar de mañana durante los meses de julio y agosto, una actividad impulsada desde el ayuntamiento dirigida a la infancia y a hacer más fácil la vida de las familias.

Alcázar de San Juan no deja de ser una ciudad educativa durante el verano y por eso el ayuntamiento impulsa determinados programas que tiene que ver con la ayuda a los estudiantes y la vida, laboral y vacacional, de las familias.

Durante una visita al colegio público número ocho, uno de los más dinámicos de la ciudad, el alcalde Sánchez Bódalo puso de manifiesto algunas novedades de la política educativa del municipio, que tiene como objetivos a niños, jóvenes y adolescentes, a los que se ofrecen alternativas educativas y de entretenimiento al tiempo que se ayuda también a las familias.

Es novedad este año el programa de refuerzo académico para estudiantes de primaria y secundaria que se han encontrado con dificultades durante el curso, habitualmente de incumplimiento de horarios y de absentismo. Los propios centros han seleccionado a este alumnado y diseñado un programa de estudios relacionado con técnicas instrumentales básicas, para que este colectivo (de 115 estudiantes) no quede desconectado y llegue a septiembre con un nivel equivalente al de sus compañeros. Las clases se realizan en el dos colegios, el Jesús Ruiz y el Número ocho y, además, en el centro de formación Los Devis. Con monitores contratados por el Ayuntamiento y unas tareas en las que es importante el componente lúdico y el cambio de rutinas, el programa tiene contentos a los responsables de la consejería, a las familias y a los propios alumnos.

Por otra parte, en el Número Ocho se está llevando a cabo el curso de verano de inglés, en el que los escolares están realizando actividades propias del verano que no por ser menos académicas se distancian de los contenidos educativos, aunque se cumple un horario escolar que persigue otra finalidad para ayudar a las familias.

El curso de verano de inglés está arrojando buenos resultados. Primero por que los niños y niñas se lo pasan bien, pero además porque hace más fácil la vida de las familias. De su éxito da fé que se han ocupado las 67 plazas de que se dispone para el mes de julio, y quedando sólo tres de las sesenta que se ofertan para el mes de agosto.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada