Ads 468x60px

lunes, 19 de julio de 2010

VACACIONES EN PAZ

Se da la paradoja de que, aunque hay más familias de acogida, este año han venido menos niños saharauis en el programa vacaciones en Paz, que fueron recibidos oficialmente ayer en el Ayuntamiento aunque ya llevan dos semanas aquí.

Ya ha comenzando el programa de acogida de escolares procedentes de los campos de refugiados del Sahara. Como de costumbre, el alcalde, José Fernando Sánchez Bódalo, los recibió en el Ayuntamiento junto a las familias que los hospedan durante el verano.

Un año más las familias que acogen a niños y niñas saharauis en el programa vacaciones en paz fueron recibidas en el ayuntamiento por el alcalde, que siempre acude a esta cita, y la concejala de Cooperación al Desarrollo, Rosa Castro, que les dio la bienvenida a los escolares y agradeció su gesto a las familias que los acogen, pero también a sus propias familias saharauis que depositan su confianza y a sus hijos en manos de desconocidos.

Las actividades del programa "vacaciones en paz" se repiten cada año y la mayoría de ellas se viven de forma particular en cada familia, aunque hay algunas que se hacen colectivamente. Este año se ha organizado una jornada reivindicativa de la causa del Sahara Occidental, aprovechando la reunión mundial del instituto Cervantes de la semana que viene. La Asociación ha convocado a todas las familias de acogida de Castilla-La Mancha para una concentración en la plaza de España a las siete de la tarde, en la que niños españoles y saharauis leerán fragmentos del Quijote, para poner de manifiesto que, en una zona netamente fracófona, los saharauis siguen manteniendo el español como su segunda lengua en la escuela.

Según el alcalde, el acto reivindicativo es una forma inteligente de aprovechar el efecto mediático del acontecimiento que representa la reunión del Instituto Cervantes, si bien considera que cualquier actividad solidaria con el pueblo saharaui entraría en el terreno de la cooperación al desarrollo más que el de la Educación o la promoción cultural. En cuanto al programa Vacaciones en Paz, Sánchez Bódalo hizo memoria de los últimos diez años destacando que los problemas han sido mínimos y la asociación nunca le ha pedido al ayuntamiento nada injusto o imposible.

Aunque este año hay cinco nuevas familias de acogida y tres veteranas para ocho niños y niñas. Dos de ellas no estuvieron en esta recepción en el Ayuntamiento porque se han marchado ya de vacaciones. Este año han venido menos niños a Castilla-La Mancha y también a alcázar, dónde en campañas anteriores han venido hasta quince

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada